Aparato reproductor femenino

- - General
El aparato reproductor femenino no se reduce a los labios y al agujero. Parece más complejo por el hecho de que se encuentra totalmente en el interior del cuerpo. Pero no es tan complicado.

Ahora vamos a ir viendo parte por parte al igual que ya hicimos con el aparato reproductor masculino.
         Ovarios: Son unas glándulas en forma de huevo pequeño, como de codorniz, similares a los testículos de los tíos. En su interior se encuentran los óvulos. Los óvulos están ahí desde que nacen las chicas y cuando se desarrollan empiezan a madurar. Las mujeres tienen un número limitado de óvulos, aunque son suficientes como para que dure toda la edad fértil. Como dato anecdótico, por cada ovario maduraran aproximadamente 270 óvulos. 1 óvulo al mes por unos 45 años. Los ovarios no maduran todos los meses, se van alternando. Un mes madura un óvulo del ovario del lado derecho y al mes siguiente madura un óvulo del ovario izquierdo.
         Vagina: Es la cavidad donde se produce la penetración. Está recubierta de paredes elásticas y es en los primeros centímetros donde más concentración de terminaciones nerviosas hay. Por lo tanto el placer solo se recibe en esos primeros centímetros, aquí es donde cae el mito de los penes largos. Otra cosa distinta es en cuanto a grosor. El conocido punto G, se encuentra en la pared de delante de la vagina, la que queda por el lado del ombligo.
         Útero: Esta cavidad está a continuación de la vagina, después del canal de cérvix ,que es un estrangulamiento que separa la vagina del útero. Aquí es donde se aloja el feto durante el embarazo. Esto explica el porque se pueden mantener relaciones sexuales sin miedo a darle un tocar al feto.
         Trompas de Falopio: Son los conductos que conectan los ovarios con el útero. Es el camino que recorre el óvulo y el lugar donde habitualmente se produce la fecundación. Estos conductos tienen una longitud aproximada de unos 10cm. Cuando el óvulo no fecundado sale de las trompas de Falopio es cuando se produce la menstruación.
         Clítoris: El gran desconocido por el público masculino en general y por algunas chicas. Por ahora no se le conoce función que no sea la de hacer sentir placer a la mujer mediante estimulación del mismo. El clítoris es como el glande en los chicos. Los hay escondidos, bajo el prepucio que forman los labios menores y hay a  la vista.
         Labios mayores y menores: Son la protección de la entrada a la vagina. Los labios mayores están en la parte externa de la vulva y por la cara exterior están recubiertos de piel como la del resto del cuerpo. Los labios menores se encuentran más en el interior y forman concretamente el borde de la abertura de la vagina. Están recubierto por una membrana mucosa para facilitar la fricción durante la penetración. Durante la excitación sexual estos labios se llenan de sangre y por tanto cambian de color hacia un tono más oscuro o rojizo. Esta diferencia de color depende del tipo de piel de cada persona. En función de como estén de desarrollados se pueden clasificar en lo que se llama “la clasificación de Toulouse” (ver aquí)
Imagen educativa del aparato reproductor femenino

 

Para alcanzar el máximo placer lo mejor es conocer perfectamente el cuerpo humano y saber lo que se está haciendo. Al igual que en la entrada del aparato reproductor masculino para terminar Toulouse os deja con un video que raramente volveréis a ver. Como es un acto sexual visto desde dentro del cuerpo, concretamente desde el interior de la vagina o en primera persona desde el pene. 

Y así es la realidad 
 

Los comentarios están cerrados.