Bolas chinas

- - General
Las bolas chinas son unos de los juguetes sexuales más conocidos, junto con los dildos. Pero sin embargo poco se sabe sobre ellas y sus virtudes.
 
Para empezar no todas son iguales, se venden en distintos tamaños (diámetros) y con distintos pesos. Esto es porque a parte de cómo juguete sexual, se usan como tratamiento médico. 

Las bolas chinas son dos esferas o similares (ya se venden con otro tipo de formas) unidas por una cuerdecita o una sola bola con un hilo, el tamaño varia pero puede estar entorno al de las nueces. Las hay en muchos colores y texturas según precio, desde el plástico hasta silicona tipo piel melocotón. Dentro de estas bolas hay otras bolas más pequeñas que son el peso y que en definitiva es lo que produce el efecto de las bolas chinas. Estas bolas de peso al tener holgura dentro de las bolas chinas lo que hacen es que según se mueven provocan un movimiento similar a una vibración, lo que se traduce en un masaje o estimulación interior de la vagina. Esto es lo que da placer o en el caso del punto de vista médico, lo que origina el ejercitar la musculatura de la zona.

Imagen de Bolas Chinas, Ben Wa balls
Voy a empezar por la parte médica, la utilización de las bolas chinas aportan grandes beneficios a las mujeres: mejorar el suelo pélvico, tonifican la musculatura vaginal, hacen que las relaciones sexuales sean más satisfactorias y mejoran/aumentan la sensación de placer, evitan problemas de incontinencia urinaria en mujeres mayores, mejora el riego sanguíneo de la zona y aumenta la lubricación natural de la vagina. 
Para conseguir estos efectos se recomienda utilizarlas de 15 a 30 minutos y realizar unos simples ejercicios. Como he dicho antes existen varios tipos, hay que buscar el que mejor se adapte a cada caso. Los ejercicios en cuestión son introducir las bolas chinas (o la bola porque también se venden una sola) en la vagina como si fuera un tampón y cuando se tiene dentro o bien tumbada o de pie, apretar la vagina para contraerla, el mismo movimiento que cuando se intenta cortar la orina o evitar que salga cuando te estas meando. Hacer varias repeticiones de este ejercicio varios días a la semana y en poco tiempo notareis el cambio. También se pueden llevar puestas mientras se anda o se realizan tareas en casa o si eres más atrevida mientras haces la compra o estas en el trabajo. Se recomienda utilizarlas cuando se tenga vacía la vejiga.
Y ahora la parte frívola de las bolas chinas, el placer por placer. Recordar que este juguete sexual es solo y exclusivo para el uso de las mujeres (las que se las introducen) y que se recomienda usar solo por vía vaginal, para el ano están las bolas chinas anales o bolas tailandesas que son parecidas pero no iguales y en otro post hablaremos de ellas. Se pueden introducir por el ano, pero no es aconsejable por si se rompe lo que las une. Las bolas chinas como juguete sexual pueden dar mucho juego, bien por que use en solitario para darse placer o por el morbo de estar excitada en los momentos y sitios más inesperados al salir de casa con ellas puestas. Y también para usarlas en compañía y que sea tu pareja la que las maneje. Se pueden introducir y sacar lentamente para dar placer o simplemente agitarlas un poco y que el sistema de pesos haga el resto, girarlas como si fuera la cuerda de las combas también da bastante placer.

Como todos los juguetes recordar que la limpieza es primordial, lavarlas con agua y jabón neutro al igual que las manos antes y después de cada uso o si las intercambias con otra chica. No tenerle miedo y experimentar con ellas (en sus usos habituales) usa lubricantes en base agua si lo crees necesario y no intentes lubricar con remedios caseros.

¿Probamos? 

Los comentarios están cerrados.