¿Cómo estimular un coño? (parte exterior)

Al igual que ya he comentado como se puede realizar una masturbación para un hombre, ahora es el turno de las masturbación para mujeres.

Lo primero es tener claro que un coño es ligeramente más complejo que una polla. Básicamente porque es más grande y tiene más zonas que se pueden estimular. Por ejemplo, el clítoris pese a su pequeño tamaño exterior, si que tiene entidad propia y debe ser tenido en cuenta. Incluso tiene su propia entrada (leer entrada)

Un coño como concepto es demasiado amplio, por ello la información la vamos a dividir en secciones. En esta entrada concretamente solo nos vamos a centrar en jugar por la parte de fuera del coño. Vamos a comentar varias opciones básicas y después cada persona que explore y se adentre en el placer de la forma que prefiera. La guia gratuita del final de la entrada si que tiene información completa sobre como estimular un coño, tanto exteriromente como internamente.

Antes de continuar hay que dejar claro que la masturbación no es algo que sea solo para cuando se está sin pareja. Se puede disfrutar tanto una misma como que nos la realice otra persona. En este caso de realizarlo otra persona, imprescindible que fluya la comunicación entre ambos. Nadie mejor que la persona que está disfrutando de la masturbación para guiar a la otra persona y que consiga darle más y mejor placer.

En esto de la masturbación no hay una receta mágica que sea placer asegurado e instantáneo, cada persona es diferente y cada día puede apetecer una cosa distinta. Del mismo modo que cada coño aun siendo todos iguales en su concepto, no hay dos iguales. Por supuesto que dentro de las diferencias visuales que puedan encontrarse, no hay ninguna a nivel sensitivo. Puede gustar más o menos a la vista de alguien, pero con todos se puede disfrutar exactamente igual. Esto es importante de cara a ser la persona que realiza la masturbación.

Entrando ya en materia, por coño, en las experienicas de Toulouse, nos referimos a todo el conjunto. Por ello hay que saber que un coño está formado por varias partes. En su vista exterior podemos diferenciar, el montes de venus, las ingles, el perineo, los labios mayores y menores, el clítoris, etc..

Cada una de estas partes se pueden estimular de varias formas. Por defecto, una caricia sutil y delicada siempre va a tener más efecto que algo más rudo y basto. Por ello la recomendación es usar simpre la llema de los dedos para jugar. Como medida de precaución es importante tener recortadas las uñas para evitar por sibles daños. A la vez que tener presente que se necesita lubricación para que todo marche mucho mejor.

Como se ha dicho antes, a cada mujer le gustará una cosa, habrá quién prefiera caricias y acciones más intensas para disfrutar. Pero hablarlo antes de ponerse en acción. Una vez probadas las caricias sutiles, con la parte exterior se puede estimular un coño, jugando con pequeñas palmadas o azotes por la zona del monte de venus o en los labios. También se puede jugar con la presión. Con una masajeando el perineo con una pequeña presión. Otra opción que puede aportar un punto de pimienta al tema es dando pequeños pellizcos o si se juega con la boca con mordiscos. En la guía que tienes para descargar al final de la entrada está toda la información detallada y completa.

En el caso de estar buscando una automastubación, anímate a probar y experimentar. El autoconocimiento del cuerpo es de vital importancia. No tiene nada de malo la masturbación y aporta muchos beneficios. Recuerda que masturbarse una misma tiene la ventaja de que directamente sabes lo que más te gusta y lo que no. Esto es muy útil para cuando estes con otra persona, poder guiarla y pedir exactamente lo que te dá más placer. Tampoco te quedes con la idea de que el placer solo se encuentra con la actividad sexual. Aprovecha la soledad para buscar el placer de una masturbación en forma de caricias relajantes. (En la guía también está desarrollado este concepto)

Un detalle importante y que en ocasiones pasa desapercibido, el tema de la protección y la seguridad. Como cualquier otra práctica de índole sexual, al realizarla nos exponemos a ciertos riesgos, incluso si es una automastubación. Por ello a la hora de estimular un coño lo más recomendable es usar guantes de látex o nitrilo. Si en un momento de éxtais se va a jugar también con el ano, es importante no usar el mismo dedo para los dos agujeros. Para el caso de implementar juguetes u objetos, estos requieren una especial atención, no solo seguir las pautas de higiene si no también precaución con posibles daños o lesiones que se puedan causar por falta de experiencia o conocimiento.

En esta entrada solo hemos comentado de forma superficial la información que hay desarrollada en la guía gratuita de más de 50 páginas ilustradas. En la cual encontrarás toda la información relativa a la estimulación del coño. Una explicación detallada de cada parte del coño, consejos variados sobre la masturbación y por último hasta más de 20 propuestas para estimular un coño. Tanto de forma externa como interna. (Descargar aquí la guía gratuita)

¿Apetece una buena sesión de placer?