Cuckold

- - General

El mundo cuckold, cornudos en su traducción, es muy amplio y más popular de lo que la gran mayoría piensa. Aunque no lo creas, hay parejas que viven felizmente su sexualidad siendo infieles de forma consensuada por ambas partes. Aquí tienes más información acerca de este tema.

El cuckold, más que una práctica sexual hay que verlo como un estilo de vida. Se escapa a lo meramente sexual. En el universo cuckold, por norma general, la mujer tiene una vida sexual activa con diferentes hombres. Mientras que el marido, se queda relegado a un segundo plano. Pueden darse casos al contrario, por supuesto, pero lo que más abunda y lo que más se conoce es el rol de mujer activa sexualmente y abierta, también llamada en el argot, hotwife. Para los más clásicos seria la adultera. El marido que permite la infidelidad, el cornudo, consentidor o cuckold. Y para cerrar el círculo tenemos que hablar del tercero en discordia, en este caso lo definimos como el corneador, toro o bull en su vertiente anglosajona.

Hay que dejar claro, que en todo momento cuando hablamos del concepto cuckold es una cosa consensuada entre la pareja (matrimonio). Ambas partes conocen a la perfección la situación y están conformes con ella. Esto no deja de ser una versión de sexo grupal, (más info). Al igual que ocurre en estos casos, la pareja ha establecido previamente una serie de normas y reglas en todo lo que acontece a privacidad, higiene, seguridad, gustos, preferencias, juegos, etc…

Llegado este punto hacer una pequeña anotación, hay que separarlo del mundo liberal o swinger, ya que en el caso del cuckold, solo una de las dos partes es la que tiene relaciones sexuales fuera de la pareja o matrimonio. Por eso Toulouse lo separa, porque en el sentido estricto del concepto cuckold, no ligaría del todo. Cierto es que en la realidad en algunas ocasiones se entremezclen los ambientes.

Como vengo diciendo es una cosa consensuada, en ocasiones el marido solo mira como su esposa mantiene sexo con otro hombre mientras que en otras ocasiones participa de la acción pero como he dicho siendo un actor secundario. Aquí se abre un abanico enorme de posibilidades. Se puede encontrar desde el marido sumiso a su mujer que entra en el juego para sentir placer sexual en la posible humillación de tener que ser otro hombre el que tenga sexo con su pareja, hasta el caso justamente contrario. El caso de un marido dominante que disfruta de ver que su mujer es todo una “puta”.

La pareja que participa del mundo cuckold, por extraño que parezca suelen ser parejas muy consolidadas y que tienen muy claro lo que buscan y lo que están haciendo. Con una vida sexual sana y activa, simplemente tienen otra forma de ver el sexo y vivir la sexualidad.

La tercera persona que entra en discordia ya depende de las reglas que se hayan puesto la pareja, puede ser siempre el mismo o puede ir cambiando. ¿Amigo o desconocido? Pues igual, todo esto depende de lo que busque cada pareja en el mundo del cuckold. Siento no poder ser más específico en estos detalles, pero son factores y opciones tremendamente personales. Lo mismo que si hacer fotos y/o vídeos del encuentro o no. Como ya he comentado antes, todo esto va en el pacto entre la pareja y por supuesto también en detalles que afecten con el corneador.

Hasta aquí os he aportado información más o menos general y completa del mundo cuckold. Si leyendo te has sentido identificad@ con este estilo de vida, está bien que sepas que gracias a Internet, este tipo de gustos personales ya no quedan como de una persona rara o aislada. En la actualidad existen comunidades online de personas que han escogido el cuckold como su forma de vida. Puedes buscarlas y poco a poco ir adentrándote en este camino de la sexualidad humana.

 

Los comentarios están cerrados.