Deepfake en la pornografía

¿Te suena el concepto deepfake? Por nombre es probable que no. Es todavía un concepto emergente dentro del terreno sexual, aunque lleva años acompañándonos.

Explico primero que es esta técnica multimedia en el mundo blanco y después nos adentramos en las aplicaciones y utilidades que le están sacando para el terreno sexual.

Para ajustarnos a la verdad, esta palabra es el nick (nombre de internet) que tenía una persona que se ocupaba como hobby de realizar esta acción. Pero desde que comenzó a hacerlo público, a tenido tanta popularidad a nivel global, que ya se ha usado el nombre de usuario como nombre genérico para la técnica de edición de video.

El caso más conocido es por el fallecimiento del actor Paul Walker en 2013. En ese momento estaba inmerso en pleno rodaje y producción de la película “Fast & Furious 7” que llegaría a los cines en primavera de 2015. En esta producción usaron una técnica predecesora del deepfake. Realmente se llama computer-generated imaginery. (CGI)

Para grabar la secuencia final y despedida del personaje, decidieron usar como modelos a los hermanos del actor. Para posteriormente, mediante generación de imágenes por ordenador, recrear la cara de Paul en la de sus hermanos y que así pudieramos ver esa última secuencia del actor fallecido. Vimos una secuencía que él no había grabado. Después de esto, han venido otras técnicas como el escaner 3D y la captura de micromovimientos para poder recrear caras de actores en películas (y series) de fantasía o dibujos animados.

Lógicamente esta técnica era muy cara. Con el avance de la tecnología se ha ido abaratando. Lo que ha permitido que aparezca en otros sectores. Recientemente, finales de 2017 es cuando surgió el revuelo y se potenciaron las noticias falsas (fake news) por la irrumpción de esta técnica mejorada y abaratada para manipular vídeos.

Como ya sabes y estarás pensando, los seres humanos todo lo llevamos al sexo. La tecnología ya permite coger un vídeo y sustituir la cara de la persona en cuestión por la de otra que nosotros queramos. Si esto se hace con un vídeo porno amateur o casero y la persona anónima es sustituida por una persona famosa. Ya tenemos un vídeo que se hará viral. Y cuando eso ocurre, también surge la opción de poder chantajear a la celebrity de turno. (lo que ha terminado ocurriendo)

Ha día de hoy (Julio 2019) esto es tan súmamente fácil de hacer, que incluso existen multitud de apps en las tiendas de android e IOS donde puedes realizar esta acción con un resultado realmente bueno. *Actualización 15 de Septiembre: Está empezando a hacerse popular una app china para hacer precisamente esto en pequeños vídeos.

Para ser honestos, esta práctica ya existía hace años, pero a nivel mucho más privado. No pocas personas utilizan y han utilizado programas de retoque fotográfico para hacer realidad este tipo de fantasias. Tener contenidos visuales que ayuden a imaginar a cierta persona, en principio no accesible, en situaciones con alta carga sexual. Hasta antes de los programas de edición hay leyendas y mitos sobre el recortar fotos en sentido literal, y pegar dichas caras en otras fotos. Todo una clase magistral de manualidades de cuando la pornografía eran revistas.

En gran parte de las ocasiones, este tipo de acciones responde a parte de una fantasia sexual que una persona tenga con otra persona. Crear estímulos para ayudar a la imaginación. Es similar a lo que ocurre con el tema de los dirty comment (leer más) que ya comentamos en este blog hace un tiempo. Ambas cosas a su vez, funcionan como los relatos éroticos. (leer explicación)

El problema está surgiendo ahora que se está haciendo tremendamente popular esta práctica. Habrá que ver como evoluciona esta acción, pero no es un futuro halagüeño. Cada vez es más fácil que cualquiera pueda encontrar una imagen de otra persona, anónima o famosa. Usando alguna de las apps mencionadas podrá crear vídeos falsos donde cualquier persona puede ser vícitima. Recordad que este tipo de acciones pueden llegar a suponer un delito.

Seamos optimistas y no nos quedemos con el lado negativo del deepfake. Otra opción, es que la mentalidad de la sociedad cambie hacia una normalización del desnudo humano. Sumado al exceso de proliferación de las fake news y de estos vídeos deepfake. De forma que pierdan todo el peso que pueden tener de cara a realizar chantajes y daño a la imagen pública de otras personas. Definitivamente, muera de éxito. Se vuelva tan popular, que todo el mundo de por hecho que puede ser falso. Algo similar a lo que ocurre con las fotos y los filtros en Instagram, que la gran mayoría de personas, dan por hecho que cualquier imagen en esa red social, lleva filtros aplicados.

¿Eres capaz de distinguir la realidad?

Nota: En este vídeo de deepfake publicado en Noviembre de 2018, aun se puede apreciar el montaje del efecto en la zona del cuello en algunos movimientos.  De igual modo que cuando se quita el sujetador, si lo pasas por fotogramas verás que por la cara desaparece.