El sexo en el embarazo

- - General

Un embarazo equivale a 9 meses de ocupación vaginal, pero no tiene porque ser 9 meses de abstinencia sexual. Se puede practicar sexo vaginal sin ningún problema y por su puesto el resto de formas, hay unas pequeñas excepciones pero por regla general no hay problemas.Con el embarazo se pueden mantener relaciones sexuales habituales, masturbaciones, sexo oral, sexo anal, etc. Incluso es recomendable y se puede notar un aumento del deseo sexual.

No hay que tener miedo en que se le haga daño al feto. Por muy grande que se tenga la polla no se le puede dar un golpe al feto y que se quede tonto. El bebé se encuentra en la zona uterina, en el interior de la placenta rodeado de líquido amniótico y dicha zona está sellada por la mucosa uterina. Para llegar hasta allí hay que pasar el cuello uterino y la vagina, y créeme no la tienes tan grande.

Las relaciones sexuales ayudan al bebe, durante el coito aumenta el flujo sanguíneo de la zona por lo que el feto está más oxigenado. También beneficia ya que la sensación de relajación y bienestar que siente la madre durante y después del acto se le transmite al bebé, por este motivo es recomendable practicar sexo.

Respecto a los orgasmos se pueden sentir igual o incluso alcanzar más fácilmente debido a la mayor irrigación sanguínea. Las contracciones que producen no tienen porque afectar al feto ni producir un parto adelantado. Es verdad que se genera una hormona relacionada con el momento de parir, pero es en cantidades pequeñas sin mayores consecuencias. Para el bebe dichas contracciones orgásmicas no suponen ningún peligro incluso  le pueden llegar a gustar puesto que las nota como una especie de movimiento placentero.

Lo que si sucede durante el embarazo es que a medida que crece la barriga se hacen más incomodas ciertas posturas.
Las más cómodas son, la chica encima en todas sus variedades, y la denominada “en cuchara” que es de los dos de lado, y el chico puesto por detrás. Otra opción es a “4 patas”  pero está quizás sea la más incomoda. Aquí es muy recomendable tener a mano muchos cojines y almohadas porque ayudaran a estar más cómodos sobre todo ella.

Como he comentado al principio hay unas pequeñas excepciones para tener sexo durante el embarazo. Recuerda que ante cualquier duda lo mejor es preguntar a tu ginecólogo. Pero a título informativo algunas de las recomendaciones para evitar el sexo en el embarazo es cuando se noten los siguientes síntomas:
–    Si se sangra o se mancha
–    Si hay amenaza de aborto
–    Si se detectan problemas en la placenta
–    Si hay posibilidad de parto prematuro o múltiple
–    Si alguno de los 2 tiene alguna infección genital o enfermedad de transmisión sexual (ETS)

¿No te apetece echar un polvo?

 

Hay 1 Comentario En este artículo