Facesitting

- - General

Tras este nombre se esconde una práctica sexual un tanto desconocida que está empezando a estar de moda, que consiste en forzar a realizar sexo oral
Lo más habitual es que la mujer sea la que fuerce al hombre o a otra mujer.

Normalmente se aprieta y se restriega el culo o la vagina por la cara de la otra persona obligando a que se realice un annalingus o cunnilingus. 
Hasta ahora esta práctica solo se daba en casos concretos dentro del mundo BDSM, pero poco a poco se está abriendo al público general gracias al cambio de rol de las mujeres, donde están pasando de un papel completamente sumiso a un papel más activo. También influye que se empiece a ver más en vídeos pornográficos de temática generalista.
Esta práctica aporta cierto grado de dominio y sumisión que se puede personalizar por cada pareja o incluso practicar en grupos. Hay que tener cierto cuidado pues es más o menos fácil llegar a ahogar o asfixiar a la persona que está siendo sometida. También por higiene es recomendable que la mujer lleve la zona depilada o con poco pelo, y sino pensar en el momento en el que a vosotras os toca comer polla y os encontráis un pelo en la boca. Los chicos no tenéis que tener miedo si alguna vez probáis esta práctica y os produce cierta excitación, todo el mundo en su interior tiene parte de sumiso y parte de dominante.
Las posturas más habituales para practicarlo es:
–         El hombre o la otra mujer tumbada boca arriba y la mujer dominante se sienta encima de la cara de la otra persona.
–         La mujer dominante de pie, y a la pareja puesta de rodillas se le agarra de la cabeza o del pelo y se le oprime la cara contra la zona vaginal. Se puede hacer la variante de restregarle la cara por el culo.
–         Ambas personas tumbadas, y cuando la otra persona se disponga a realizar sexo oral, la mujer cierra fuertemente las piernas sujetando la cabeza de la otra persona entre sus piernas.

¿Te apetece un cambio?

Etiquetas de posts:

Hay 2 Comentarios En este artículo