Infidelidad y deslealtad

- - General

Cuando se está en pareja, en ocasiones se confunde ser leal a otra persona con ser fiel. Al menos, gran parte de la población piensa que estas dos palabras son sinónimas. La diferencia es cuestión de matices.

Existen otras formas de ver y entender una pareja. Por ordenarlo de alguna forma se podria decir que son: el poliamor, donde en la relación sentimental intervienen más de dos personas. El estilo de vida cuckold, las parejas liberales, personas de mente/relación abierta y las personas infieles.

Todo este tipo de personas disfrutan de estar en pareja siendo más de dos en el terreno sexual. Lo que les diferencia es pequeños detalles de percepción de lo que es una pareja y como entienden ellos estos temas.

Como ya he mencionado, en el poliamor, realmente se establecen relaciones sexuales y sentimentales entre las personas implicadas, generalmente suelen ser 3 personas. No solo es sexo, las personas que practican el poliamor, tienen una visión global y de conjunto de lo que significa estar en una relación. Llegando a compartir techo las distintas personas que forman ese núcleo amoroso. No confundir este concepto con el de aren o poligamia. En el caso de las relaciones poliamor, son relaciones en su sentido más completo: Afectivas, sentimentales y sexuales, fluyen de todas las personas hacia todas las personas que lo forman. Sin embargo, en el los arenes y la poligamia, se entiende más que las relaciones afectivas son de una persona para hacia el resto, y del resto hacia una única persona que acaparía el centro de las relaciones.

En el mundo cuckold, el estereotipo de esta práctica, como ya lo hablé más en detalle en otra entrada (más info aqui), se centra en una pareja heterosexual, donde la mujer toma un rol más promiscuo y el hombre consiente y es conocedor de dicha situación. Pero se puede realizar entre cualquier tipo de pareja. El concepto es que una de las personas que forma la pareja es promiscua con conocimiento y consentimiento de la otra persona. En cualquiera de los casos, aquí también se realiza de mutuo acuerdo, y las terceras personas solo aparecen para el tema sexual y no de forma regular. Entre “la pareja” si existe relación sentimental mutua.

Si hablamos de parejas liberales y personas con relaciones abiertas, aquí resulta ser una pareja normal, en todos los planos y facetas de la vida, a excepción de la sexual, se asemeja en parte al cuckold pero con un toque de poliamor. Este grupo de parejas, en cuanto al tema sexual, ambas partes de la pareja tienen claro, conocen y permiten que su pareja tenga relaciones sexuales con otras personas ajenas a la relación de pareja. Esto no quita que también tengan sexo entre ellos dos como una pareja más tradicional. Pero aquí para entendernos, entre ellos no se piden explicaciones de cuando y con quién mantienen relaciones sexuales. Aquí se pueden ver parejas con diferente grados de “confianza y comunicación”.

Las personas infieles, aquí está la nota discordante en cuanto a todo lo visto en esta entrada. Aquí un miembro o los dos de la pareja “tradicional” (en el sentido de ser 2 y nada más, no por temas de género) mantienen relaciones sexuales incluso sentimentales fuera de lo que resulta ser su pareja oficial. En este caso es algo llevado en secreto y de forma clandestina. Nadie o muy poca gente conoce que realiza este tipo de prácticas. Dentro de las infidelidades podemos encontrar desde encuentros puntuales que solo ocurren con una única persona  hasta personas que son capaces de realizar infidelidades múltiples y en cadena.

Visto esto, volvamos al inicio de esta entrada, la infidelidad realmente solo se da en este último caso, puesto que en los anteriores todos son conocedores de la situación y la aprueban. De hecho, ellos mismos no lo ven como infidelidad, mientras que otra persona con una concepción de pareja más tradicional, si que puede pensar que es infidelidad. Sin embargo, ahora vamos al tema de lealtad, esto es el punto de inflexión que provoca que una situación se convierta en infidelidad. Estamos hablando de los primeros casos mostrados, en estos casos aunque haya más personas en el plano sexual, entre los que forman “la pareja” hay lealtad, no se engañan entre ellos. Saben lo que hay, que tipo de prácticas realizan y viven un estilo de vida acorde a esa opción que han elegido libremente. Este tipo de personas suelen compartir su visión de relaciones y en cada caso comentado cada persona conoce perfectamente la situación y rol de cada una de las personas implicadas. En el caso de que una de las dos personas (lo que sería la pareja tradicional) se salga de lo pactado y mezcle placer con sentimientos, por ejemplo, en ese punto estaría siendo desleal con la otra persona. Ahí se cuando se produce la infidelidad. Partimos de la base de que es otra forma de entender las relaciones, lo que para una concepción de pareja clásica sería infidelidad, aquí no lo seria. El engaño en cuanto a comunicación, sentimientos o afectos es lo que marcaría la deslealtad respecto a las otras personas y en el fin último, el propio acto físico ya sí se consumaría la infidelidad.

Ahora que conoces esto, quizás es un buen momento para plantearte que tipo de relación buscas o necesitas tener. Muchas personas son infieles porque no encajan en la definición tradicional o clásica de pareja, pero tampoco conocen que existen este otro tipo de concepciones de relaciones sexuales y sentimentales. También puede ser el momento de reflexionar sobre porque no han funcionado relaciones anteriores. Incluso, entender posibles infidelidades.

¿y tú que entiendes por relación?

Los comentarios están cerrados.