El morbo da vida a la sexualidad

- - General

El morbo es el motor de la sexualidad, es la chispa que enciende la pasión y el placer sexual. Nada más lejos de la realidad, cada persona puede hacer y vivir su sexualidad como crea oportuno. Pero en esta entrada Toulouse, se va a saltar el protocolo de hablar solo de lo políticamente correcto. Si no quieres escandalizarte, ruborizarte o sentir vergüenza ajena, deja de leer ahora porque esta entrada no es para ti.

El morbo es esa cosilla que hace que de repente suba tu excitación de una forma exponencial. No a todo el mundo le excita lo mismo ni le da morbo las mismas situaciones. Así que cada persona tiene que buscar las suyas.

En base a tus gustos y preferencias tendrás que buscar tus situaciones morbosas. Aquí vamos a hablar sin tapujos ni tabús algunas situaciones que en general pueden alimentar el morbo. Va a ser un poco como el listado de situaciones morbosas que al menos una vez en la vida hay que hacer.

  • Tener sexo en la casa de algún familiar o amig@, pero no con esa persona. Por ejemplo, con el tema de la crisis es fácil que conozcas a alguien que haya tenido que emigrar. Pues vais a visitar a esa persona tu pareja y tú, y os alojáis en su casa. Que más morboso qué tener sexo en esa situación.
  • Hacer un trío. Es una de las fantasías que siempre está en los puestos altos de todos los ranking. Ya es cosa tuya y de tus gustos cual quieres hacer, si 1 chico y 2 chicas, 2 chicos para 1 chica, solo 3 chicos o solo 3 chicas. La cuestión es probarlo.
  • Practicar sexo en un lugar público. El morbo realmente está en la tensión y en la incertidumbre de que podáis ser vistos o pillados y se termine convirtiendo en un “coitus interruptus”. El sitio concreto ya que cada cual escoja o ir completando la lista de lugares singuarles.
  • Vivir un momento voyeur. Obviamente si tienes pareja, no cuenta ser voyeur con tu pareja. Hablamos de encontrarte por ejemplo alguna noche una pareja que no ha podido aguantar a llegar a casa, o alguien que está tachando de su lista el item anterior, una ventana indiscreta, etc… Llegar a ver a otra persona desnuda o en el mejor de los casos follando, sin que se de cuenta de que tú estas mirando.
  • La gracia de Dios. Esto es que no sé como definirlo mejor, pero me refiero a que vivas una situación comprometida con alguna persona que te excite o te alegre la existencia simplemente con verlo. Si tienes pareja, la pareja no sirve. Hablo de compañer@s de trabajo, vecin@s, amig@s de amig@s, etc… Por poner un ejemplo concreto: Estas hablando con una amiga tuya de su fin de semana y sus “conquistas” y después de contarte la aventura, te busca alguna foto del chico en cuestión y resulta ser tu compañero de trabajo (tu amiga desconoce el dato de qué también conoces al chico)
  • Morbo misceláneo. Aquí entra esas cosillas tontas del día a día que según como te pillen, pues te pueden hacer encender la mecha. Por ejemplo, un buen masaje realizado por profesionales, una sesión de jacuzzi, una visita de un cliente, un día de playa o piscina, un viaje en transporte público abarrotado… Este punto es esas cosas que de normal no tienen ningún tipo de morbo ni excitación, pero un día por alguna circunstancia especial y puntual, pues te pilla con el cuerpo alegre y se disparan las hormonas en ti.
  • Aquí te pillo aquí te mato. Un polvo improvisado y sin planificar a veces es mucho más que un polvo. Es el revulsivo para reactivar tu vida sexual o de pareja. Porque un aquí te pillo aquí te mato, no tiene que ser sólo cuestión de solter@s o gente promíscua y mucho menos de gente joven.
  • Sexo sin sexo. El morbo es algo artificial que se genera en el cerebro, así que prueba a estimular tu cerebro para llegar a obtener ese placer que tanto gusta. Una buena forma de lograrlo es por ejemplo con relatos eróticos como los que tienes en esta misma web, otra opción puede ser directamente charlar con otras personas sobre sexo, charlar de sexo no es videoconferencia enseñando carne “cibersexo” es usar las palabras, un chat caliente.

Aunque parezcan pocas cosas para una lista tan extensa como puede ser el morbo del sexo, estos son los 8 grandes grupos donde se puede engoblar cualquier tipo de sexo, como siempre hay excepciones. Pero a poco que intentes ir haciendo algo de cada categoría tienes para mantener activa tu sexualidad para un tiempo.

No hay que olvidar que el morbo es algo muy personal y de cada persona. No se puede generalizar ni todo tiene que resultarle morboso a todo el mundo. Sin embargo, a partir de estos hitos, seguro que se te ocurre alguna cosa para probar.

¿morboseamos?

 

Los comentarios están cerrados.