Poner condón con la boca

- - General

Esta práctica es una de las más buscada por los chicos, independientemente del gusto sexual que tengan. Todos desean que le pongan un condón con la boca. Sigue leyendo para conocer los pasos para hacerlo perfectamente.

Primero hay que recordar que realizar sexo oral tiene el mismo riesgo de contagio de enfermedades e infecciones de transmisión sexual que realizar una penetración. Por ello lo recomendable es realizar sexo oral siempre con protección.

Poner un condón con la boca es muy similar a hacer felaciones o  mamadas, pero no es exactamente lo mismo. Si quieres saber más de felaciones puedes leer esta otra entrada.

De las cosas importantes que hay que tener en cuenta es el tipo de condón a usar. Por muy seguro que sean los ultrafinos, para manejarlos con la boca son más difíciles, al ser muy finos. Por ello lo recomendable es utilizar los normales que son algo más gruesos. Los de sabores pueden ser una opción si no te convence el sabor del látex o te da algún tipo de reparo. En cualquier caso, no es recomendable usar condones que tengan algún tipo de efecto extra, por ejemplo con espermicida, puesto que al estar gran parte del tiempo en la boca, puede perder parte o totalmente el efecto. Antes de poner el condón con la boca hay que conseguir que la polla esté dura. Para ponerla dura si no surge natural, se puede hacer jugando a de muchas formas diferentes o al método más tradicional usando las manos. Cuando la erección esté completa es el momento idóneo para poner el condón y continuar con otro tipo juegos más activos. Para esta práctica debes tener en cuenta que para colocar perfectamente el condón al final tendrás que ser capaz de hacer una garganta profunda, tener toda la polla en el interior de tu boca/garganta.

Vayamos al principio, una vez tengas el condón es importante que lo manipules con precaución para no romperlo. Antes de colocarlo debemos mirar en que sentido hay que colocarlo para que se desenrolle de forma natural al empujarlo por la polla.

En este punto se necesita un poquito de habilidad con la boca y práctica. Debes de metértelo en la boca sabiendo en que posición está. Lo puedes sujetar con los dientes o morder, pero poco y con suavidad para evitar romperlo. Ayudándote con la lengua, debes logar colocar el principio del condón en el glande, te puedes guiar por el depósito que tienen en la punta. Las primeras veces es mejor que desenrolles un poco el condón para que sea más fácil el colocarlo, pero no mucho.

Una vez que está encajado en su sitio ya solo es ir despacio deslizándolo por la polla. Aquí se puede hacer de diferentes formas. Por general, lo más fácil es ir empujándolo hacia abajo a medida que vas comiendo la polla. Si es la primera vez que vas a hacer esto, lo mejor es que lo hagas empujando con los labios. La idea es que con tus labios aprietes la polla y deslices tu cabeza por la polla. Nunca tires del condón, siempre empuja y deja que vaya desenrollándose. Hay un pequeño truco, intenta que tu saliva no pase del condón, porque si se humedece la piel tendrá un poco menos de fricción y será más complicado de desenrollar y de poner el condón. Quizás cuando tengas práctica puede ser una buena forma de hacer más largo este proceso y de hacerlo más sensitivo.

Otra opción que se puede hacer para colocar un condón con la boca es a través de los dientes, pero esto no es tan recomendable pues aumenta las posibilidades de romperlo sin querer. También es puede colocar usando la lengua, esta posibilidad, al menos para Toulouse, la considera más difícil de hacer, puesto que hay que ir con la lengua empujando el condón y se necesita mucha habilidad. Como punto positivo está que no es necesario el tener que introducirse toda la polla dentro de la boca o garganta.

Ni que decir tiene, que no es necesario centrarse exclusivamente en colocar el condón con la boca. Se pueden ir haciendo caricias, manosear el cuerpo de la otra persona, hacerlo en distintas posiciones para que sea más excitante, todo lo que se os ocurra. Lo importante es mantener dura la erección y recordar que es un juego más, no simplemente poner un condón.

En cualquier caso, una vez colocado el condón, es recomendable probar con los dedos que está bien colocado y desenrollado para evitar posibles problemas. Una vez esté todo correcto ya se puede seguir jugando y realizando diferentes prácticas como si se hubiera puesto de una forma más tradicional.

¿Usamos condón? 😉

Los comentarios están cerrados.