Sexting, ¿moda nueva?

- - General
Está palabra que se ha empezado a poner de moda, en su origen se utilizaba para designar el hecho de intercambiar SMS de contenido sexual entre varias personas. Con la inclusión de las nuevas tecnologías el término a mutado y ahora define una práctica consistente en realizarse fotografías eróticas o sexuales para hacerlas públicas a través de los distintos canales disponibles.

En gran cantidad de medios tildan a esta práctica como nueva o moderna, pero el exhibicionismo es una cosa que existe desde hace muchos años y el ego de las personas que lleva a hacerse fotos desnudas también.
En la actualidad lo que sucede es que con la eclosión de las redes sociales y de Internet el intercambio de fotos o vídeos y publicar dichos materiales es mucho más fácil. Antes este tipo de tráfico de material se realizaba en círculos más cerrados.
Ahora se ha transformado en una moda que los medios se empeñan en focalizar entre la población más joven, la cual lo ve como algo inocuo e incluso divertido donde “el más guay es el que más se atreve”. Esta práctica está extendida entre todas las franjas de edad y en ambos sexos y con independencia de la orientación sexual.
Pero está práctica tiene varios peligros si no se sabe controlar o si se va de las manos.
Si las fotos o vídeos caen en las manos equivocadas pueden ser utilizadas como herramienta para extorsión o como forma de presión para conseguir otros logros a cambio. El problema de publicar fotos o vídeos de contenido sexual producido por uno mismo es que en el momento que se lo das a otra persona pierdes el control de hasta donde pueden llegar, efecto que se ve claramente exponenciado si directamente se publican en Internet. En Internet todo se queda y es muy complicado luego “borrar” un pasado y este tipo de prácticas pueden acarrear problemas o incluso llegar a personas que no quieres.
También esta práctica a menudo no se realiza voluntariamente, sino que como forma de venganza o despecho cuando una pareja rompe, la otra persona puede hacer público este tipo de materiales que en su día lo realizaron entre los dos y lo guardaron para su intimidad. El realizarse fotografías a si mismo o en pareja con el consentimiento mutuo no entraña en si mismo ningún problema (siendo mayor de edad), pero es muy importante saber lo que puede llegar a suceder.
El tema se complica si esta práctica la realizan menores de edad ya que son más vulnerables a sufrir acosos o extorsiones. Conocen menos la repercusión de sus acciones, ven las redes sociales, chat y Messenger como algo “natural” sin peligros. Ellos lo ven como una forma de “ligar” o de verse aceptados en un grupo donde otros lo hacen.
Hay casos especiales donde hay que tener precaución porque realizan estas prácticas encubiertas, como son las famosas páginas enfocadas a adolescentes donde se les incita a subir fotografías suyas para que otras personas las voten, que aunque en sus condiciones de uso estipulen unas normas a cumplir para poder participar existen serias dudas de que realmente apliquen los filtros que describen.
Pero el sexting como tal sobre todo tiene los siguientes peligros muy graves. La publicación de fotos de otras personas sin su consentimiento está tipificado en la ley como delito por revelación de secretos. Si en la imagen están involucrado menores pueden tener que hacer frente a cargos como producción, posesión y distribución de pornografía infantil, aunque sea la misma persona que sale en la fotografía voluntariamente la que lo haya hecho. 
¿Te quieres exhibir para este blog?

Hay 4 Comentarios En este artículo