Tallas de sujetadores

- - General

La talla del sujetador a priori parece que es una cosa de chicas, el problema está cuando ni las propias chicas saben cual es su sujetador adecuado. Hay veces que no se le da importancia a este hecho. Por poner un dato, en agosto de 2014, el Instituto MedicoEstético publicaba el dato propio de que en España el 73% de las mujeres no saben exactamente que talla usan de sujetador. Pero es algo que también se da en otros países aunque no en la misma proporción.

Desde Las experiencias de Toulouse vamos a intentar poner luz a este tema. Porque aunque no lo creas, también forma parte de la sexualidad humana.

Empezando por el principio, este tema se complica gracias a los fabricantes, que dentro de unos mismos tallajes, existan diferencias entre la misma talla de dos marcas diferentes. Esto va según el patrón que usen que depende del país donde esté la marca.

Si se da el caso de que has visto pocas tetas, Toulouse ya te dice que también hay diferentes tipos de tetas, no solo más grandes o más pequeñas. Las tetas también tienen formas diferentes, pueden estar más tonificados o más caídos, incluso las tetas varían de tamaño cuando se tiene la menstruación a cuando no se tiene. (Se hinchan un poquito)

Si haces una búsqueda rápida por Internet de como se debe medir y obtener la talla de sujetador, verás que casi todo el mundo coincide pero cada lugar le aporta un matiz.

Lo cierto es que se manejan 2 medidas importantes. El contorno justo por debajo del nacimiento del pecho. De aquí se saca el contorno que está relacionado con el número que forma la talla. Seria saber el perímetro que hay sin incluir el pecho. La segunda medida se hace exactamente igual pero ahora justo por el pezón, que se considera que seria el lugar más sobresaliente de los pechos. Restando una medida a la otra, la lógica dice que es la forma de obtener la copa, el volumen del pecho. Habitualmente se corresponde con la letra de la talla. Para combinar el número con la letra y por fin saber que talla es, simplemente mirarlo en una tabla que suelen tener todas las tiendas y fabricantes. Por Internet es súper sencillo encontrarla.

Como ya he dicho, prácticamente cada marca y en cada lugar esto se obtiene de una forma diferente. La recomendación de Toulouse es que estas medidas lo tomes como algo orientativo y al final escojas el que realmente te queda bien sin hacer mucho caso al tallaje que marca.

Cuando requieras hacer futuras compras, busca esa misma marca y ya tendrás una talla definida en la que buscar para esa marca. Si quieres abrirte a nuevas marcas, tendrás que ir probando para ver cual te queda bien. Si es en una tienda física, siempre puedes sobreponer uno con otro y comprobar cuanta diferencia tienen. O directamente probarte la ropa igual que se hace con otras prendas.

El sujetador de la talla correcta es aquel que abrochado en la posición central, el sujetador ni aprieta ni queda flojo. Y por supuesto, por debajo no sobresale nada y se ajusta al cuerpo perfectamente. Hay muchos más detalles a cumplir, pero en cualquier sitio que entres verás el listado completo de consejos.

Usar una talla errónea de sujetador puede provocar algunos problemas. Los más habituales es el dolor de espalda, roces por diferentes partes, sobre todo en los contornos del sujetador. Aunque no lo creas, un sujetador no adecuado puede hacer justo la función contraria y provocar que se caigan más los pechos. En algunos casos también pueden inducir dolor de cabeza y tensión muscular en hombros y cuello. Incluso si los quieres para ligar con relleno  para realzar o crear sensación de más pecho, (como ya hablé aqui) usa de tu talla.

¿Sabes que tallas usan ellas?


Etiquetas de posts:

Los comentarios están cerrados.