Tipos de prostitución

Se dice que la prostitución es el negocio más antiguo del mundo. La podemos encontrar hasta en algunas especies animales que mantienen relaciones sexuales a cambio de alimento o seguridad.  ¿Cómo es ahora?

Algo tan básico como comerciar o mercadear con la sexualidad y el placer, se puede presentar de muchas formas y con distintos grados de aceptación social. Toulouse entiende la  prostitución como algo más amplio que el mero intercambio económico. No obstante, aquí las principales propuestas se basan en la tasación económica. En cualquiera de los casos, siempre hablo de prostitución realizada de forma voluntaria. De otra forma no se puede entender como prostitución. Al igual que no entiende de géneros.

La primera idea que se tiene acerca de la prostiución, es la de mujer que la ejerce en la calle o a través de clubs. (la más extendida mediaticamente) En la actualidad también por medio de páginas webs y de aplicaciones de contactos. Este es de los más populares y “tradicional” tipos de prostitución que existen. En el género masculino también se puede encontrar hombres que se protituyen tanto para otros hombres como para mujeres. Generalmente, a ellos no se les encontrará haciendo la calle como se conoce popularmente. Pero son muy fáciles de contactar a través de páginas web y apps de contactos. Por lo general, en este tipo de prostitución, el coste del servicio es relativamente barato. Comparado con las cifras que se pueden manejar en las otras clases o tipos de prostitución. Como en todo, cada persona decide que precio pone a su cuerpo y servicio. En el caso de precios excesivamente bajos, es muy propable que detrás esté la situación de que esa persona no ejerce de forma libre y esté coacionada u obligada de alguna forma. (En España, puedes y debes denunciarlo por estas vías)

Imagen relax, prostitución, lujo, escort, scort

De un tiempo a esta parte, si la persona que ejerce la prostitución tiene estudios universitarios, cumple los cánones de belleza establecidos y es capaz de aparentar cierto nivel de lujo. El concepto de prostituta cambia al de “escort” o “escort de lujo”. Entorno a este tipo de prostitución, el sexo pasa a un segundo plano y el precio por servicio sube. Generalmente se busca una chica que sirva para aparentar socialmente y acudir como acompañante. Una versión actualizada de una “mujer florero”. Ahora puede demostrar que no solo es un cuerpo. Aunque siga formando parte de una puesta en escena para la persona que la contrata haga exhibición de su percepción de éxito. No es raro que este tipo de servicio en muchas ocasiones termine irremediablemente en relación sexual. Esta opción no es únicamente para mujeres. Los hombres también pueden ejercer de escorts y suelen concurrir en las mismas acciones. Son chicos de compañía para dejarse ver socialmente, y si procede, en la intimidad disfrutar del placer carnal. Físicamente también deben tener un perfil muy concreto y cumplir unos criterios de belleza muy concretos y aceptados socialmente como “guapos” y “de cuerpos 10”. Existen escorts para cualquier tipo de orientación sexual, lo único es que tendrás que consultar previamente si realiza el servicio que deseas. Entre los distintos tipos de prostitución, este se asocia a clientes elitistas.

A continuación, un concepto comprometido, en muchos lugares es considerado como uno más de los tipos de prostitución existentes. Los perfiles “sugar”. Lo que se comenta por las personas que participan de esta acción es que en ningún momento hay transación económica a cambio de sexo. Que no es prostitución. Sin embargo, se admite que es mantener una relación sentimental “con todo lo que ello implica” (Aquí entra tema sexual, pero también compartir estilo de vida, o gestionar la economia). Casualmente, en este tipo de relaciones, se mueve el concepto de persona joven (de 18 a 25) que mantiene una “relación larga” con personas de más de 35 o 40 años. A las personas jóvenes se les exige un nivel de belleza muy elevado. (Según cánones sociales). A las personas mayores, un nivel de ingresos aun más elevado. En una de las plataformas probadas por Toulouse, para poder escribir este texto, llegaron a pedir un extracto bancario para comprobar y verificar el perfil como senior. De cara al público, se explica que los perfiles mayores (sugar daddy y sugar mummy) son personas exitosas que solo buscan compartir su vida, lujo y evitar la soledad. A cambio, a las personas jóvenes que se acercan, les ofrecen vivir lujo y regalos por esa compañía. Antes del encuento, se puede establecer alguna conversación y se negocia por medio de una especie de contrato. En dicha “negociación” se establece qué busca cada persona y qué ofrece. En el apartado sexual, nadie comenta de forma explicita. La plataforma deja claro que: «Si a raíz de la relación sentimental, se desencadenara en una relación sexual, es siempre responsabilidad de las dos personas y la plataforma no participa.» Lo experimentado por Toulouse, es algo más politicamente correcto. Se juega mucho a dobles sentidos, pero realmente se termina por caer en lo sexual. Digamos que es una versión dulcificada (nunca mejor dicho) y de más lujo que el tema escort. Con el detalle de que en el mundo “sugar”, desde el primer momento se plantean plazos temporales largos. Todo depende de si hay química y conexión en los primeros encuentros “para conocerse”.

P.D.: No se publica ni se nombra la plataforma en cuestión, porque al inscribirse se aceptan una seríe de condiciones de uso. En dichos acuerdos existen puntos que siguen estando en vigor incluso después de darse de baja en la plataforma.