Trucos para aguantar más (chicos)

- - General

Después del tamaño de la polla, otra de las grandes dudas que llegan al consultorio y las redes sociales es consejos y truquitos para aguantar más tiempo la erección y retrasar la eyaculación.

Siguiendo la reflexión de que si este tema es de los más recurrentes en las preguntas que llegan a Toulouse, es factible pensar que haya muchos más chicos que tengan esa inquietud. Así que aquí tienes algunos de los trucos que puedes usar. Son consejos que funcionan de forma general, algunos a lo mejor ya lo haces y otros no.

El primero de los consejos es muy obvio y sencillo, tanto que parece una tontería pero es de lo más efectivo. Mientras estas bombeando, piensa en otra cosa. El placer está en el cerebro, si distraes al cerebro con otras cosas, se olvida temporalmente del placer y puedes estirar un poco más esos momentos de acción. Ten cuidado porque si te despistas mucho puedes terminar perdiendo la erección. Con práctica y autocontrol esta opción es la más sencilla y la que mejor resultados te puede dar. ¿Cómo pensar en otras cosas? Pues desde la alineación de tu equipo preferido, hasta hacer ejercicios de cálculo mental.

Otro consejo que lo habrás escuchado varias veces, hacer deporte mejora tu vida sexual. Y también tu rendimiento y resistencia. Depende el ritmo y la intensidad que te guste tener en el sexo. Generalmente cuanto más activo o más duro, mayor resistencia física tienes que tener. Esto es sencillo de entender, el agotamiento físico está ahí, cuando te cansas a nivel físico, el cuerpo humano necesita bombear más sangre y más rápido para cubrir esa carencia de oxígeno en los músculos. El pene en erección es una de las grandes acumulaciones de sangre, así que si se necesita más sangre en otra parte del cuerpo… hay que quitarla de ahí y llevarla al otro lado. La otra opción es hacer deporte, ejercicios anaeróbicos o “cardio”. Estando en forma no solo te dará un mejor físico, sentirte mejor contigo mismo y esas cosas, tendrás mayor resistencia mientras follas y podrás estar más tiempo a máximo rendimiento sin cansarte.

Otro método para alargar la resistencia durante el sexo, está un poco dicho justamente en el anterior, tener sexo romántico o suave es mejor que el sexo pasional y duro. Si tienes sexo a baja intensidad, te dejas hacer, te cansas menos y puedes aguantar más. Siempre y cuando seas capaz de controlar la cantidad de excitación que tienes. Esto se puede conseguir si ambas personas os intercambiáis roles durante el encuentro sexual. La otra persona se hace más activa, y tú más pasivo. Con esto no me refiero a temas de sexo homosexual, simplemente a que sea la otra persona la que lleve las riendas del acto, la que domine y se mueva, la que marque el ritmo. Y tú que quieres aguantar más apenas te muevas, te dejes hacer. Si además hacéis posturas donde se ejerza menos presión en la polla y huevos, es más fácil. Por ejemplo la postura del cowboy

Ahora entramos en los consejos que requieren de práctica. ¿has escuchado hablar de los ejercicios para mejorar el suelo pélvico o de los ejercicios de kegel? Seguramente si y para las mujeres. Pero es igual de efectivo para los hombres. En ambos casos ayudan a la incontinencia urinaria y tal. Pero aquí nos centramos en que realizando estos ejercicios los chicos, se consigue aumentar la erección (dureza y ángulo) y la duración de la misma. Además de que te va a aportar otros muchos beneficios.

Para aguantar más también ayuda un poco la concentración y la relajación. Si te relajas pierdes un poco la erección y la percepción de placer, de este modo puedes estirar el tiempo de disfrute con algo menos de intensidad. A la larga, disfrutas más. Para esto ayuda el saber respirar tranquilo. Respiración pausada y profunda. No tiene otro misterio.

Hay más trucos caseros como el haber “disparado” antes. Si un rato antes ya has eyaculado, cuenta la leyenda que mientras se genera el nuevo semen, tienes un tiempo ahí para disfrutar. Esta práctica se basa en el periodo refractario. Sin embargo no es nada seguro que te vaya a funcionar. Porque también entra en juego lo que se conoce como el efecto Coolidge. El cual más o menos dice, que aunque acabes de eyacular, si tienes opción de volver a tener sexo con otra persona que te atraiga, el tiempo refractario se reduce en gran medida o incluso puede desaparecer. Por lo que hacerte una paja antes del sexo para durar más no tiene porque funcionar.

En cualquiera de los casos, Toulouse siempre dice lo mismo. El sexo no se centra solo en meterla, tiene todo un mundo alrededor que se puede explotar. Solo hay que darle a la imaginación y querer probar. Masajes, caricias, sexo oral, juegos, situaciones nuevas, etc… En el sexo todo vale.

¿Y tú cuánto aguantas?

Los comentarios están cerrados.