Yiff, orgias con disfraces furry

- - General

El mundo de la sexualidad es tremendamente amplio y con ayuda de la frivolidad se puede hacer algo más amplio. En esta entrada vamos a jugar con esa línea y con algo que seguramente alguna vez has escuchado sin saber su nombre Yiff y Furry. Gente que tiene relaciones sexuales disfrazados de peluches.

Por comenzar, esta acción (sin sexualizar) se llama furry. Es una filosofía, hobby o forma de vida de un grupo de personas peculiares, pero que para nada son pocos. En Estados Unidos son muy numerosos. Los furries son personas normales que sienten una ferviente pasión por la humanización de los animales, algunos por los peluches. Por este motivo escogen uno de estos animales y se disfrazan del mismo. Seguramente pienses que son gente rara. Por romper una lanza a favor de este grupo de personas, piensa que los amantes de los cómics y el hentai (mas info), al igual que los “frikis” de tantas sagas, libros y películas también se suelen disfrazar para ir a convenciones y salones del cómic. Es ell conocido como cosplay.

Algunas de estas personas se hacen disfraces tan detallados y trabajados que pueden costar una fortuna,ya que la mayoría de estos disfraces no son nada baratos. Este es uno de los motivos por los que gran parte de la comunidad furry no realicen practicas sexuales con estos disfraces, simplemente para no mancharlos y echar a perder varios miles de euros. El nombre técnico de sus personajes peludos es fursona, mezcla entre furry y persona.

A continuación vamos a bucear en el tema que nos interesa, la parte sexual de este tipo de hobby. Que repetimos, no tiene nada que ver una parte con el todo. La parte sexual es conocida en este ambiente como Yiff. Las fiestas Yiff es lo que mucha gente teníamos asociado a esta actividad, es un submundo algo underground dentro del furry, que en su gran mayoría es inocuo. Por Internet habrás visto imágenes o vídeos de dibujos donde los animales adquieren apariencia humana y mantienen relaciones sexuales. Eso es una de las áreas del mundo Yiff, ya no es furry. Como en todo siempre hay gente que quiere llevarlo un poco más allá y hacerlo realidad en lugar de dibujos. En la investigación llevada a cabo por Toulouse, casi siempre terminan siendo materiales de productoras porno, donde son los actores y actrices disfrazados de animales de peluche los que mantienen relaciones sexuales como en cualquier otra secuencia. Después de mucho investigar y buscar, estas fiestas Yiff u orgías de peluches se dan casi siempre de forma privada en determinados ambientes. Algunas veces son círculos muy privados de reunión de amigos (4 o 5 personas) con el mismo gusto, realizándose en algún domicilio particular y los disfraces generalmente son mucho menos elaborados. En cuestión de chicas se habla de orejas de conejo y un body o conjunto con un pompón en el culo para evocar la idea de un conejo o conejita playboy., o disfraces similares donde apenas hay tela que recuerde al animal en cuestión pero si mucha facilidad para tener sexo de cualquier tipo. Algunas personas que realizan esta práctica alejada de lo que es en realidad el mundo furry, lo que hacen es adecuar disfraces de animales para adultos que se pueden encontrar en cualquier tienda. Comentan que según que disfraz no es complicado hacerle agujeros en los sitios estratégicos. También hay testimonios que desean ser anónimos, que explican que es morboso pero muy agotador por el calor que da tener sexo con un disfraz puesto. Sin embargo algunas personas se buscan sus trucos como empezar con disfraz y terminar desnudos o aprovechar el frío del invierno a la intemperie, etc…
En cuanto a locales para realizar este tipo de prácticas, expresamente no hay nada de forma pública o que se publicite solo para ello. Se realizan fiestas o días/noches temáticas con máscaras, disfraces sexys o halloween en diferentes locales, pero nada que sea expresamente Yiff.
¿Follamos como animales?

Los comentarios están cerrados.