Zonas erógenas

- - General
Como ya he dicho varias veces el placer del sexo no solo está en el hecho de meterla, por eso hoy voy a hablar de las zonas erógenas. Estas zonas son partes del cuerpo donde hay una sensibilidad más alta de lo normal y donde su estimulación llega a despertar la sexualidad de la persona.
Al igual que ocurre con los genitales o con el cerebro, para conseguir llegar al clímax del placer solo hay que saber estimularlo de la forma correcta.
Por supuesto que dentro de las zonas erógenas están los genitales, el culo y los pechos en el caso de las chicas. Pero no son las únicas, hay algunas que son comunes en los dos sexos y otras específicas de cada sexo. A continuación tenéis una lista de estas zonas y como se pueden estimular pero no significa que a todo el mundo le guste o le estimule, lo mejor de todo es probar y descubrir que es lo que más le pone a la otra persona y pasar así horas y horas de placer.
Chicas:
Los pies, a muchas chicas les da un calentón si se les sabe tocar los pies y la mejor forma de estimularlos es en forma de masaje. Si encima han estado todo el día con tacones o zapatos incómodos no tardarás en tenerla a tu disposición.
Llegamos a los muslos, la parte trasera e interior de los muslos (no el culo)  también puede ayudar a despertar el deseo sexual, en esta zona da buenos  resultados el mero hecho de pasar suavemente los dedos de arriba abajo y al revés. Puedes probar a darle pequeños besitos.
La espalda también es un lugar que se presta a la estimulación, aquí puedes hacer varias cosas. Se puede dar un masaje con las manos pero es importante al menos mirar un poco como hay que darlos porque puede ser que en el momento esté muy bien y mañana la chica se acuerde de ti por un dolor de espalda. También puedes lamer o puedes acariciar con cualquier parte de tu cuerpo su imaginación es tu aliada aquí.
El cuello es otro de los puntos débiles de las chicas. Simplemente con notar tu respiración por el cuello ya se pueden poner a cien.
Acariciar el lóbulo de las orejas también es una opción para dar placer.
Chicos:
A ellos les pasa lo mismo con el lóbulo de las orejas, ya que no pasará mucho tiempo desde que se lo acaricies o le susurres hasta que tengan una erección
El cuerpo y en especialmente los pezones pueden dar mucho placer si se estimulan correctamente, pues chupar, besar o acariciar. Puedes potenciar esta sensación jugando con otros sentidos como dejar que te vean como lo haces y poner cara de picardía o deseo, o justamente todo lo contrario y hacérselo sin que pueda ver nada, va en cuestión de gustos.
La espalda como a las chicas es otro punto débil y que puede dar mucho juego porque admite muchas formas de estimulación, no voy a repetirme.
Básicamente estas son las más comunes a demás de lo obvio como son los genitales, pero cada persona es un mundo y puede gustarle o no, o incluso puede sentir más placer estimulándole otras partes del cuerpo no sexuales. Repito el principio, lo mejor es explorar el cuerpo de la otra persona y seguro que descubres zonas erógenas que ni ella misma conocía.

¿Exploras mi cuerpo? 

zonas erógenas, sensualidad, morbo

 

Los comentarios están cerrados.