Posturas y posiciones

- - General
Cada vez que se habla de posiciones y posturas siempre se piensa en el archi famoso Kamasutra, pero existen otras muchas cosas interesantes de saber alrededor del mundo de las posturas sexuales.
 
La mayoría de personas siempre realizan las mismas posturas sexuales y muy parecidas entre ellas. Probar nuevas posturas sirve para salir de la rutina, sorprender a la pareja y utilizar la innovación en el sexo, pero hay que tener precaución de donde coges ideas. 

 
Si ya has probado a hacer alguna postura “innovadora” habrás descubierto que es importante tener grandes dosis de flexibilidad y tener un estado físico bueno. El mundo del porno es un lugar muy recurrente para copiar ideas, sin embargo hay que ser conscientes que muchas posturas que vemos ahí parecen muy buenas aunque no van a resultar nada cómodas de hacer ni placenteras. Las realizan en el porno porque son muy visuales, no porque se consiga más placer.
 
El famoso Kamasutra va un poco por el estilo, no todas las posturas son aptas para que las realice cualquier persona. Primero hay que calentar y ser casi gimnasta olímpico.
 
En este artículo voy a usar el concepto activo y pasivo de forma un poco diferente a como lo entendemos habitualmente. De forma general asociamos la parte activa con la persona que introduce y la persona pasiva con la que se deja introducir, pero aquí vamos a usar el concepto activo y pasivo como sinónimo de “la persona que se mueve” y “la persona que no se mueve” respectivamente.
 
Dentro del gran abanico de posturas y posiciones hay muchas que son concretas para un tipo de práctica, por ejemplo la del 69 en todas sus variaciones solo sirve para la práctica del sexo oral simultáneo para las dos personas implicadas. Otras son más adecuadas para la práctica del sexo anal, para vaginal, penetraciones profundas, etc…
 
Aquí tienes unos consejos por si te sientes creativo/a y quieras probar cosas nuevas. Por lo general las posturas donde os veis mutuamente las caras aportan cierto grado de sentimiento al coito, ya que se puede ver como disfruta la otra persona del placer sexual. En las posturas donde se está de espaldas o no se ve la cara a la otra persona suelen ser posturas que incitan al juego de la sumisión y dominación, o también al juego de sentirse hombre/mujer objeto o sexo sin más.
 
Recordar que todo el mundo no puede realizar todas las posturas sexuales, algunas requieren mucha flexibilidad, otras tener una estatura concreta, otras mucha fuerza, etc. Así que no quieras hacer o repetir posturas que hayas hecho con otras parejas sexuales o que te hayan contado, inténtalas si quieres pero no te obsesiones. También entra en juego los gustos personales, a cada persona le gusta o se estimula con cosas diferentes. Por ejemplo no a todo el mundo les gusta el beso negro. 
 
¿A estas alturas sigues sin ideas? No te preocupes, no te limites a lo que te cuentan o conoces, el sexo no solo se realiza en la cama. Hay multitud de lugares donde tener relaciones sexuales y donde se pueden aprovechar para conseguir nuevas posturas. ¿conoces el Mayasutra? (ver aquí)
 
Recordar que el tema de las posturas no está reñido con la orientación sexual, así que todas las posturas son susceptibles de practicarlas cualquier persona. 
 
¿Salimos de la rutina? 
 
 

Etiquetas de posts:

Hay 5 Comentarios En este artículo