¿Qué entendemos por sexualidad?

- - General

Desde hace tiempo se habla de que la sociedad está hiper-sexualizada, de que todo gira entorno a la sexualidad, en especial por la publicidad de diferentes productos. Pero el problema no está tanto en quién lo hace sino en quién lo ve, la connotación sexual es una percepción.

Aquí entramos de lleno en un tema de ética, de valores, moralidad, creencias en general. Como hemos escrito muchas veces ya, Toulouse no entra en juzgar a nadie y respeta todas las opiniones y opciones respecto al sexo y el conjunto de la sexualidad. Y esta línea es la que va a seguir este texto.

Vayamos al principio, la sexualidad es algo innato del ser humano como ser vivo que es. Si recordamos los tiempos de estudiar, hablamos que la sexualidad se puede encajar en una función básica de cualquier ser vivo, la reproducción. Con una pequeña salvedad, los seres humanos al igual que un pequeño grupo de animales, somos capaces de tener relaciones sexuales sin pensar únicamente en la reproducción y perpetuación de la especie. Por otro lado, recordar que la civilización donde vivos se rige por una serie de normas totalmente artificiales que los propios humanos hemos creado. Estas normas son artificiales hasta tal punto que en diferentes puntos geográficos del mundo son completamente diferentes. ¿Qué significa esto? Que como he dicho al principio, la sexualidad está más en los ojos y “moralidad” de quien mira. El catalogar una acción como sexual o no, depende de multitud de factores y del prisma o filtro que se quiera utilizar.

Algo muy relacionado con esto, es el tema de la desnudez del cuerpo humano. Lo primero que deberíamos hacer todas las personas, es aceptar nuestro cuerpo como es, normalizarlo. Al igual que el cuerpo de los demás aunque no cumpla con los cánones de belleza establecidos. El nudismo es uno de esos temas que siempre genera conflictos entre personas, sin embargo cuando se profundiza en el tema, las diferencias entre posturas no son tanto el propio cuerpo humano, sino más la mente y la percepción de límites o barreras adquiridas. En general, el problema del nudismo está en lo que se puede imaginar, pensar o “fantasear” la persona que mira. Otras muchas veces lo que sale a relucir son las propias inseguridades y conflictos morales de la persona que critica y no es capaz de “aceptar” que otras personas ejerzan esa opción si en su desarrollo no interfieren en la libertad de terceros. ¿Qué es la libertad de terceros? La misma que permite opinar lo opuesto y ser respatad@

Algo similar ocurre con el tema de las orientaciones sexuales, que si quieres puedes profundizar sobre lo que realmente es la orientación sexual aquí. Que una persona tenga una u otra orientación sexual no afecta en absoluto a como sea en otras parcelas de su vida. Al igual que antes, ocurre en muchas ocasiones que los más críticos con estos temas son los que “ocultan” o reprimen su propia sexualidad.

Dicho esto, el término sexualidad es una especie de híbrido entre lo que es estrictamente sexo y todas las convenciones sociales. Aquí concretamente es el inicio de todos los conflictos que vienen después y están presentes en el día a día. Entra el juego cierta parte de comportamiento social del ser humano que viene de forma instintiva. Individualidad y colectivismo. Los seres humano buscamos vivir en grupo, y el propio grupo se encarga de buscar la normalidad y la igualdad de sus miembros para generar “zona de confort”. Cuando surgen discrepancias individuales es cuando se generan fricciones y surgen nuevos grupos de individuos que se agrupan entorno a esa opción diferente. Al final, las diferencias vuelven a unir a los individuos para generar colectivos minoritarios dentro del grupo mayor. Esto termina en que los convencionalismos sociales (del grupo) sobre sexo no cambian a la misma velocidad que lo hace la mentalidad individual.

Volviendo al principio, ¿está extremadamente sexualizada la sociedad? Puede que si que haya un problema de cantidad, sin embargo se ve potenciado por 2 sumatorios que ya hemos visto. Uno de ellos es nuestra propia naturaleza y cerebro, que ve sexo donde no lo hay. Esto lo puedes comprobar con el vídeo que hay abajo. El otro sumatorio es lo expuesto en estas líneas que va por una línea algo más profunda. En concreto, por a una espiral de reafirmación de la opción mayoritaria del colectivo para silenciar y no querer aceptar otras opciones. Dicho de forma más simple, falta de tolerancia. Intolerancia que se alimenta de miedos debidos a desinformación.

¿Sólo ves dibujos en este vídeo?

 

Los comentarios están cerrados.