Redes sociales, fotopollas y exhibicionismo

- - General

Desde el nacimiento de las redes sociales y la facilidad para compartir fotografías, se han popularizado los llamados “nudes”, en especial las archiconocidas fotopollas.

En esta otra entrada del blog (ver info) ya comentamos los motivos que lleva a la gente a hacerse fotos en pelotas y compartirlas, a veces hasta de forma pública en redes sociales.

Sin embargo, en esta entrada nos vamos a concentrar más en como han influido las redes sociales en el nacimiento de los nudes y fotopollas. Hace relativamente poco tiempo que existen las redes sociales pero aun así, ya se puede vislumbrar una evolución del formato de las fotos sexualmente explicitas que existen. Por supuesto, dentro de este post dejamos al margen las fotos profesionales o de perfiles profesionales. Aquí solo estamos contemplando las de formato amateur o caseras.

En un primer momento, las fotos sexuales que más abundaban eran las llamadas “revenge” o venganza, que eran fotos sexuales que te haces con tu pareja, follamig@s o lo que sea, y de repente terminan propagándose por Internet. Hoy en día cada vez son más escasas porque se están controlando más por parte de las plataformas, y porque ya es más común que se acepte su denuncia por las autoridades.

Con las redes sociales se creó de forma involuntaria una forma de poder medir la popularidad. Número de amigos, “me gusta”, “favorito” “corazoncitos” etc… Todo esto no hizo más que alimentar los egos y abrir una lucha en ocasiones enfermiza por estar en la cúspide de la popularidad del barrio y ciudad. Esta lucha, en su evolución natural, pasó de las fotos en grupo, a fotos de fiesta, a selfies de postureo, a fotos más sexuales donde con el reclamo de enseñar físico, subir en el ranking de popularidad.

En este preciso momento nacieron las conocidas en aquel momento como “fotos tuenti” (En esos años, Tuenti era una red social para adolescentes que llegó a superar a Facebook en España) Estas fotos eran selfies con poca ropa frente al espejo del baño. De aquí se pasó a las “fotos badoo” que eran prácticamente iguales pero al ser una web/app de ligoteo, las chicas las hacían en bikini con poses sexuales sugerentes y los chicos, en boxes o slip y en muchos casos con erección que se marcara bajo la prenda.

A raíz del crecimiento de las herramientas digitales para ligar, y la posibilidad de mandar fotos por mensajería instantánea, nacieron las famosas nudes y fotopollas. Los chicos directamente mandaban fotos de sus pollas generalmente en erección y desde el ángulo donde más grande pareciera. De igual forma, si era un chico gay pasivo, la foto era de su culo o incluso una imagen de detalle del ano. En el género femenino, todo era un poco menos directo. Eran selfies de las tetas, de ahí la popularización del término fototetas. De forma más residual, entre chicas también había fotos del culo y pubis pero menos explicitas.

A fecha de hoy, (finales 2017) este tipo de imágenes son una categoría en si misma. En muchas redes sociales están prohibidas, incluso sin que se llegue a ver de forma explicita. Simplemente se censura una foto/vídeo o directo que contenga algún tipo de desnudo. Por el contrario, en otras generalistas como Twitter, hay personas que han decidido hacerse una cuenta B para solo y exclusivamente colgar sus fotos de desnudos. Por supuesto, se han creado redes sociales exclusivas para nudes, un ejemplo es uplust (ver web)

Desde Las experiencias de Toulouse, no vamos a censurar este tipo de perfiles ni cuentas, lo que si queremos hacer es un pequeño llamamiento. Pedimos que este tipo de imágenes se hagan con algún tipo de criterio y gusto artístico. Está claro que con el único fin de la satisfacción sexual, al ser totalmente explicitas se logra. Pero ante la gran cantidad de fotos similares, pierden totalmente el interés. Y al igual que ha ido pasando con las anteriores, no van a generar más popularidad. Se van a hacer tan “normales” que ya nadie le vas a prestar atención.

(Actualización Mayo 2018). Actualmente siguen circulando muchísimas imágenes explicitas sin ningún tipo de aliciente por redes sociales. Tanto de chicos como de chicas, sin embargo, si que hemos detectado que como ya predijimos al escribir esta entrada, cada vez tienen menos interacciones. Ahora parece ser que hay una vuelta a volver a fotos de desnudos pero con algún tipo de valor artístico. (Obviando la censura y la moda de lo políticamente correcto). Un cuerpo desnudo es un cuerpo desnudo, pero cada vez más, se busca el morbo y la excitación en la imaginación de lo implícito. El juego de enseñar sin mosrar va desde posiciones estratégicas para que no se vea, hasta usar filtros, colocar stickers en las fotos o directamente que no sean imágenes donde haya desnudos integrales.

¿Nos ponemos a imaginar?

Imagen de desnudo artístico, erótico. Imagen de redes sociales

Los comentarios están cerrados.