El clítoris

- - General

El clítoris es esa especie de botón del placer que se encuentra en la zona genital, justo encima de la vagina. Coronando el coño. Es esa diminuta zona donde tocar para conseguir que una mujer sienta placer y se ponga caliente casi de forma instantánea, ¿verdad?

Lo cierto es que no, bueno a medias. El clítoris es realmente un órgano del cuerpo humano, que en principio identificamos con la mujer, y que según los estudiosos del tema, su única función es la de provocar placer.

Curiosamente hasta 1998 no se ha descubierto realmente como es. Justamente a partir de ese año es cuando se han producido la mayoría de estudios entorno a este nuevo amigo. Hasta entonces si se había estudiado, pero de forma superficial y sin prestarle mucha atención. Mucha gente habla de él pero menos gente conoce exactamente de que está hablando. El clítoris, está más cerca de ser un pene de lo que creemos. De hecho, biológicamente proceden del mismo desarrollo celular y tienen una estructura muy similar.

La parte visible que se puede descapuchar no es por casualidad, lo mismo que si te fijas bien, el clítoris en sí, parece un glande en pequeño. Dentro del cuerpo se desarrollan los tejidos cavernosos igual que en las pollas.

Hay más similitudes, cuando una mujer está excitada, el clítoris aumenta ligeramente de tamaño, se pone un poco más durito y es más sensible al roce. Es como una erección. Todo eso simplemente porque se acumula más sangre en su interior.Clítoris, esquema del clitoris

Al igual que ocurre con otras partes del cuerpo y con las personas, aunque un clítoris, sea un clítoris, no son todos iguales. Los hay más grandes, más pequeños, con más capuchón, con menos… Al final todos diferentes y justamente esa diferenciación es la que hace que no a todas las mujeres les guste o les de placer la misma cosa. Como todo en el sexo, hay que probar y buscar lo idóneo para cada persona, y esto se hace con comunicación entre las personas. Es fácil que si eres mujer, descubrieras el placer a través del clítoris. De rozarlo y acariciarlo, sin llegar a penetrarte. Para los chicos también es fácil que fuera vuestro primer acercamiento al sexo femenino. Es importante saber como tocarlo para conseguir que dé placer. La masturbación es beneficiosa e interesante conocer ambos sexos. Pero bueno, este tema de la masturbación en pareja y de como estimular el clítoris ya lo he comentado más en detalle en las otras entradas.

El motivo de que genere placer al estimularlo de forma correcta es por la gran cantidad de terminaciones nerviosas que hay concentradas en un espacio tan pequeño como es la parte visible, se habla de unas 8000. Lado malo, al igual de sencillo de producir placer con el clítoris, es producir dolor, sobretodo si se estimula mal, o si se sigue acariciando una vez que la propietaria ha dado por “terminada” la sesión. Esto sobretodo para los chicos, pensar que una chica puede tener varios orgasmos durante una polvo. Ventaja de no necesitar tiempo de refracción. Después de eso, si todos han sido por vía clitorial, el clítoris está muy sobrexcitado y cualquier roce puede ser todo placer o dolor, así que hacer caso cuando se os diga de parar.

Por si hay alguna duda rondando la cabeza, el clítoris, que se encuentra por fuera no es el archiconocido punto G. Al menos, no su parte exterior. Porque realmente el punto G, es un punto o zona estratégica de la vagina, (en el interior) que está rodeada por la estructura interna del clítoris, por lo que si se estimula de la forma adecuada puede provocar el orgasmo de forma muy similar a si se hace con la parte externa. Se puede decir que el punto G es como la opción alternativa a la estimulación del clítoris. Es una forma indirecta de hacerlo frente a hacerlo por fuera que sería la forma directa. Esto ocurre por la forma que tiene el clítoris en el interior del cuerpo. Lo puedes ver en la foto que acompaña estas líneas. (arriba) Visto un poco de lado, puedes imaginarlo como un muñeco donde la parte que asoma al exterior es la cabeza, el resto de cuerpo se introduce por el cuerpo, y “las piernas” y como una especie de “alas” abrazan lo que es la vagina. Por esto con la penetración y punto G, se puede también llegar a tener orgasmos. Porque en cierta manera, se sigue estimulando el clítoris, pero de forma indirecta y a través de los tejidos.

¿Pasamos a la parte práctica?

Los comentarios están cerrados.