Masturbación en biblioteca

- - General

Esta entrada no es un relato erótico aunque lo pudiera parecer. Realmente es la nueva moda que se está creando en Estados Unidos y con suerte se extenderá por otros lugares del mundo.

A fecha de escritura de esta entrada (Mayo 2015) aun no tiene nombre concreto esta práctica, pero seguro que lo terminará teniendo.

Si sigues esta web, sabes que todo el material que usa Toulouse para ilustrar las entradas es amateur. Al menos la mayoría de las veces, cuando no hay para el caso concreto debemos recurrir a contenidos más profesionales. El caso es que por este motivo Toulouse pasa horas y horas viendo contenidos pornográficos.

Cuando esto ocurre se puede descubrir tendencias y nuevas modas. Un ejemplo de ello es el tema que nos ocupa, la masturbación en bibliotecas.

Este tema surgió aproximadamente a finales de 2014. De hecho, según la investigación que ha realizado Toulouse, podemos fecharlo en Octubre de 2014 y la pionera fue la usuaria “Lilsecrett de una conocida web de videochats.

Una chica joven que un día se le ocurre aprovechar los ordenadores de una biblioteca pública para hacer una sesión de cibersexo amateur, incluyendo imágenes por cam. Esto forma parte de los diferentes juegos que se pueden realizar. Tras el éxito de esa primera vez, se ha dedicado a realizarlo más veces. Otras chicas viendo el éxito de esta chica han empezado a copiarla y así está creciendo la moda, llegando a veces a tener encontronazos con la ley cuando son descubiertas.
masturbación biblioteca, webcam, sexting, las experiencias de toulouse, masturbación

Dicho así parece que no tenga aliciente, pero hay que incluir el detalle que este tipo de páginas donde puedes mostrarte al mundo por webcam y enseñar lo que quieras libremente, tienen una opción de recompensas. Generalmente las personas que emiten (chicos, chicas, parejas, grupos, etc..) tienen que crearse un perfil y aceptar que eres mayor de edad y las típicas condiciones de uso.

Una vez hecho, solo tienes que loguearte y empezar a emitir. Puedes escoger si emitir en abierto, cualquier persona que llegue a la web puede verte, o hacerlo solo para otros usuarios registrados, o hacer “shows privados” a 1 o varios usuarios.

Cuando te registras, puedes usar una opción para destacar sobre el resto de usuarios (registrados o no) y es comprar “tokens” que son o bien créditos, estrellitas, moneditas, hay tantas versiones como páginas web. El caso es que tu con esa moneda de cambio puedes “agradecer” a la persona que emite lo que hace. La realidad es que se usa como moneda de cambio para realizar peticiones a la persona, llegando a tener algunos perfiles hasta una lista de precios para según que tipo de petición.

Entonces aquí es donde surge esta moda. Esta primera chica, Lilsecrett. Un día decide hacer una sesión desde la biblioteca pública. El morbo está en que en cualquier momento puede ser descubierta. En base a lo comentado antes, ella ponía una serie de límites, del tipo. “Quedarme en topless 250 tokens, desnudarme 500 tokens, masturbación 1000 tokens” Y así realizaba sus sesiones.

Los valores que he puesto son un ejemplo orientativo, no sé cuanto pediría. Lo que si os puedo decir es que las principales páginas de webcams en directo, establecen que cada tokens está valorado entre 1 céntimo de dólar/euro y 5 céntimos, llegando a 10 céntimos si eres “superstar”. Además de que las páginas establecen recompensas individuales a las personas que se exhiben. Las más comunes es, darles una serie de tokens al perfil con más vistas del día, a la que más horas hagan en la web, etc.. Según ha investigado Toulouse, estos premios oscilan entre los 1000 y 10 000 tokens, que se añaden a lo que a nivel personal hayan obtenido cada webcamer.

Podéis imaginar que esto es un buen negocio. Así que en el momento que alguien hace algo novedoso y atrae a mucha audiencia, el resto de personas intentan imitar para poder llevarse parte del pastel.

Precisamente, eso mismo es lo que está ocurriendo. Ya hay una corriente sobre todo de chicas, que están imitando a nuestra amiga Lilsecrett.

Al margen de que lo hagan de forma amateur o algo más profesionalizadas, este tipo de cibersexo online, cuenta con hecho importante. Hay personas que dando tokens o no, se dedican a capturar las imágenes en formato vídeo y posteriormente lo cuelgan en páginas de contenidos porno. Como Youtube, pero de vídeos sexuales. No voy a nombrar las páginas pero seguro que conoces alguna.

Estas plataformas gratuitas de vídeo son justo el trampolín para multiplicar el efecto viral. Al margen de las producciones profesionales que han hecho vídeos sobre esta temática. Los vídeos que existen (aun pocos aproximadamente un centenar) capturados en plan amateur, están en el millón de visitas lo más antiguos (entre diciembre 2014 y enero 2015)

Este tipo de práctica ya la hemos hablado alguna vez en esta web, el sexting y el cibersexo. Y siempre hemos comentado los puntos negativos que tienen y los riesgos de realizarla. Desde la total pérdida de control sobre el material, la posibilidad de que capturen la pantalla (como se hace) y ese material a priori privado se convierta en público y mundialmente famoso, la reputación que puede generar, hay otras opciones.

En ocasiones, según el lugar donde estés, puedes estar cometiendo delitos y faltas.

En el caso de masturbarse en la biblioteca, aunque no te pillen mientras lo realizas, si el vídeo se hace público y se reconoce el lugar y la persona que realiza la acción eso se puede considerar prueba del delito y puedes terminar en la cárcel.

Ahora ya conoces la nueva moda que está revolucionando el mundo porno en Internet, sabes los pros y los contras que tienes. Ya es responsabilidad tuya si quieres unirte a la moda o no.

¿Nos vemos en la biblioteca?

Los comentarios están cerrados.